viernes, 12 de junio de 2009

METRO DE MADRID



29 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

interesante..


te dejo mis saludos fraternos con cariño..
con el abrazo inmenso

Besos
Que tengas un buen fin de semana

Angelus dijo...

jajaja! sin contar que no te quiten la cartera.

Hace mucho que voy en metro, pero intuyo que ahora es terrible, por la cantidad de gente, aunque sabemos que el metro de madrid es uno sino el mejor de europa.

angelus, un madrileño entre el bien y el mal.

Angelus dijo...

fe de erratas: quise decir, hace mucho que no voy en metro.

las prisas o los calores, madre mía, 38º

*Luna dijo...

Hola cielo una entrada muy interesante, aqui en Barcelona el metro esta igual,menos mal que lo cojo muy poco
un beso y feliz fin de semana

Caperucita dijo...

Hola Adolfo, siempre es una alegría tu visita.
Te deseo también un estupendo fin de semana.
Besos.

Caperucita dijo...

Hola Angelus, yo la verdad es que el metro por suerte lo cojo bastante poco, ya que trabajo cerca de casa. Cerca relativamente, porque si voy en coche tardo 10 minutos si lo hiciera en metro tardaría mínimo 1 hora 20 minutos debido a la mala comunicación que tengo en transporte público.

Los cacos son otro gran problema y sobre todo en las horas punta. Hay que andarse con ojo.

Pero estoy de acuerdo en que tenemos uno de los mejores metros, al menos de los que conozco.

Besos.

Caperucita dijo...

Hola Luna, está claro que el problema es generalizado.
Ahora con el calor, el olor a humanidad se hace más evidente. Hay que decirles a muchos que mientras no tengamos restricciones de agua, hagan más uso de ella.
Buen Fin de semana cielo.
Besos.

Yaiza dijo...

Jajaja. Recuerdo una mañana que iba a trabajar con una compañera e iba el metro atestado de gente, vamos pegaditos todos, de pronto noté como una mano se posaba en mi pecho derecho, pero vamos totalmente agarrada, desde luego no queria caerse.
Ibamos medio dormidas, y le dije a mi compañera, tia que haces?, y me dice que?, joer que no me toques la teta, me miré el pecho y vi una mano de hombre, lo primero que se me ocurrió fué coger lo que llevaba en la mano, que era una tartera de hierro, y se la encasqueté en la cabeza, jajaja.
Realmente di al primero que me pilló, pero debía de ser él porque no dijo ni pio, y se bajó en la siguiente parada, jajaja.
Cada vez que lo recuerdo pienso en el dolor de cabeza que tuvo que tener ese dia.

Para los que están a faltos de cariño es una opción en las horas puntas, se pegan unos sobos que es la leche, jeje.

La verdad que el metro es un asquito, sobre todo los viernes, cuando salen esos que solo se bañan de sabado a sabado, agg!!
Yo ya que me he acostumbrado al coche no lo cambio por nada.

Caperucita siento este comentario tan largo, pero es lo que tiene sentirse agusto en un blog.

Besos.

Anabel Botella dijo...

El metro en Valencia está bien, pero yo no he tenido percances de momento.
Saludos desde La ventana de los sueños.

alma-en-vivo dijo...

jolinnnn nunca mejor dicho....
besssssssss

DIAVOLO dijo...

Caperucita, que yo sepa en el cuento no existía el Metro. Si no... a ver dónde se escondía el lobo...

Besos.

Filomena Lonetti dijo...

Caperucita gracias por visitar mi blog.Tu post está muy interesante.Amiga de luz que tengas un feliz fin de semana.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario

josealfonsomartínez dijo...

Hola, amiga mia. Para llegar hasta aquí, a tu blog, cogí MetroValencia. Al subir, una señora opulenta me pisó el dedo gordo del pie y al verlo, poco después, con cara de circunstancia, me ha dicho:
- Humm...se le está inflamando; lo tiene rojo; parece caperucita.
Dicho esto, la he mirado con cara de pocos amigos, una ceja más alta que la otra. Intuyendo la señora mi enojo y la posible represalia oral, se adelantó a mi, diciendo:
- Pero, bien mirado, joven, no crea; recuerde, además, que la chiquita del cuento era buena y...
mientras el lobo no aparezca...
El argumento utilizado me devolvió a la realidad de mi visita hacia ti y acalló mi ira.
A la nada, apenas cinco segundos después, no lo vi venir, un rechoncho señor que se abría paso por el vagón, tirando de un carrito de la compra lleno hasta las trancas, vino a pasar sobre mi dedo herido una de las ruedas del carro y, no dándose cuenta, continuó su camino ante mi amarga desolación.
Ipso-facto, la señora que me pisó, dándose cuenta de lo ocurrido, me miró casi paralizada y me dijo:
- ¡Yo no he sido!¡Yo no he sido!¡Yo no he sido!¡Yo no he sido!¡Yo no he...
En aquel instante, tiré del freno de alarma que se situaba cercano a mi cabeza. El parón del vagón fue brutal. La compra del señor del carrito se fue al suelo; las manzanas rodaban y una sandía regorda rodaba certera hacia la señora en cuestión que, en su afán de huir, quiso sujetarse a mi para no caer y volvió a pisarme. Dolorido ya del todo, acordándome de ti, cómo no, alcancé la puerta y salí huyendo.
-Oiga, oiga, joven -me gritaba la señora pisante- tenga, joven, es para su dedo... ¡Oigaaaaa...!
Reclamaba mi atención, al tiempo que aireaba un apósito... una tirita de color rojo.

Un beso.

Para El Universo de Caperucita.

josealfonsomartínez dijo...

Fe de erratas:

Donde dice:
...con cara de circunstancia, me ha dicho...
Debe decir:
...con cara de circunstancia, me dijo...

Donde dice:
Dicho esto, la he mirado...
Debe decir:
Dicho esto, la miré.


Demonios, Caperucita, que no quiero salir en vídeo.

Caperucita dijo...

Ana bel, raro es el que no ha tenido en el metro alguna aventura insólita.
En Madrid incluso dicen…. que hay estaciones encantadas.
Gracias por tu visita.
Un beso cielo.

Caperucita dijo...

Hola Alma, me alegra verte.
Que tengas un estupendo domingo.
Besos.

Caperucita dijo...

El metro diablillo, está lleno de lobos y lobas jajaja.
Gracias por venir.
Un besazo.

Caperucita dijo...

Gracias Roxana, siempre me alegran tus visitas y tus palabras.
Feliz Finde también para ti.
Besos.

Caperucita dijo...

Querido amigo José Alfonso, me has alegrado el día con tu aventura. No sabes lo que me has hecho reír jajaja.

Realmente el Metro está lleno de aventuras insólitas.

- ¡Yo no he sido! ¡Yo no he sido! jajaja.

Te deseo un maravilloso domingo con todo mi cariño.

Besos.

Silvia dijo...

hola!muy buen post..
aquí también pasa....
besotes.
silvia cloud

maria dijo...

cuantes veces habre pasado por ese metro de sol infinidad incontables y es que el punto cero de madrid esta situado alli, ahi ocurre todo y es el principio del final besitos maria

Belkis dijo...

Pues no Caperucita, no me gusta todo eso que propones, no en esas circunstancias. La verdad es que imagino debe ser caótico. Pero pasa en todas las grandes ciudades del mundo. Un beso reina y gracias por compartir realidades de la vida de manera tan graciosa.

Elisabeth dijo...

aqui en murcia no tenemos metro asi q se soban en el autobus jejejejeje


besitosssss

Caperucita dijo...

Querida Silvia, bien se que estos males son generalizados. En todas partes cuecen habas.
Un besazo amiga.

Caperucita dijo...

Querida María:
A pesar de tener un muy buen metro, no se puede decir lo mismo de algunos de sus viajeros.

Parece mentira que con tanta cámara de seguridad, los malos bichos sigan campando a sus anchas.

Besos.

Caperucita dijo...

Elisabeth jajaja, que razón tienes mi niña, el problema no es el metro si no la mala gente que campa a sus anchas y a veces parece, que con más derechos que el resto.
Un besazo cielo.

Aguabella dijo...

Dios Caperucita !!

Me hiciste recordar aquellos días en los que tenía que ir hasta Cuatro Caminos con los sobones y reprimidos, aquellos que se ponían rozándote teniendo todo el vagón casi vacío, y cuando estaba lleno ya no rozaban ya se ponían malitos del todo, te hablo de hace bastantes años claro.
Un secreto , yo personalmente llevaba un alfiler largo y alguna vez lo he utilizado.
Que aggggggco Caperucita, que aggggco!!!
Hay cositas que mejor olvidarlas.

Y ese olorcillo mezclado entre pies y sobaquillo????

El metro no hace realidad nuestros sueños ... hace realidad nuestras pesadillas jajaja

Un beso cielo

Caperucita dijo...

Jajaja Aguabella, contigo me parto.
Yo creo que haberlos aílos jajaja.
Vamos que de esos aún quedan.
Un beso amiga.

Caperucita dijo...

Gracias a ti Belkis por tus visitas y si montas en Metro cuidadín.
Besos.